Eres amante de los caballos y quieres saber cómo comprar un caballo ?

Te has decidido lanzarte a la piscina y hacerte con uno de estos geniales compañeros?

O… ¿Resulta que te has hecho con un caballo y te has dado cuenta de que quizás no todo es tan perfecto como pensaste o te dijeron?

No te preocupes, en este post te voy a contar todo lo que tienes que saber a la hora de cómo comprar un caballo.

Es decir, qué cosas deberás tener en cuenta a la hora de comprar un caballo.

Cómo comprar un caballo ? Aspectos a tener en cuenta

La gran mayoría de veces, a la hora de escoger un nuevo compañero de cuadras, se nos presentan muchas dudas...

Y no te preocupes, eso es muy normal!

De hecho, es muy comprensible que te dejes llevar por los sentimientos, los ojos o por la opinión de los demás.

Si nos lo tomamos enserio, comprar un caballo no es cosa de un día, y mucho menos, es un asunto que se deba dejar en manos de nuestros impulsos.

La falta de conocimiento y/o asesoramiento a la hora de comprar un caballo, puede pasarnos factura.

Y déjame que te diga que puede ser una de las experiencias de vida más fascinantes.

O bien, puede convertirse fácilmente en una pesadilla para ambos; caballo y jinete.

De esta decisión, dependerá vuestro futuro ecuestre.

Cuanta presión, no?

 

caballo-chica-triste

Por lo tanto, antes de decir

“¡Sí, me quedo con este!”...

Deberás tener en cuenta las siguientes cuestiones a la hora de saber cómo comprar un caballo

En primer lugar, ¿Puedo proporcionarle todo lo que necesita?

Olvídate de ti, ahora tienes una nueva responsabilidad.

Esta vez, toca ponerse serios.

Adquirir cualquier animal de compañía es una responsabilidad...

Y lo sabes!

Por eso, debemos asumirla al 100% y un caballo, por razones obvias, es una responsabilidad un poco más grande de lo normal (como mínimo come más :D )

Por lo tanto, con necesidades algo más grandes de lo normal.

Debes plantearte seriamente qué necesita un caballo, cómo, cuándo y si tú puedes darle todo eso que necesita. caballo-galopando

¿Y qué necesita? te estarás preguntando...

Pues bien, estamos hablando de un lugar adecuado y con espacio suficiente y en las condiciones idóneas para su felicidad y salud.

O sea, establos, zonas de descanso, pistas, etc.

También, una alimentación adecuada, el poder proporcionarle el tiempo necesario y encargarte de que esté atendido lo mejor posible en todos los aspectos y eso implica tiempo y dedicación.

Si no estas preparado en este aspecto, no te desanimes, ¡Opciones hay de sobras!

Siempre puedes buscar un caballo cedido o compartido, donde puedes repartir responsabilidades con otros jinetes.

Puedes inscribirte en un centro ecuestre y disfrutar y aprender de los caballos que te presten.

Esta puede ser una buena idea hasta que tomes la decisión de tener el tuyo propio.

Invierte tiempo en una labor más solidaria

O puedes invertir el tiempo que puedas en una labor mucho más solidaria...

Es decir, compartiendo el tiempo que puedas con aquellos equinos que más lo necesiten!

Piensa que hay muchas asociaciones que necesitan ayuda y...

Es una buena oportunidad de crecer como persona haciendo una labor estupenda por nuestros peludos amigos.

caballo-tocando-mano

Como ves, opciones hay millones.

Aunque tu idea inicial fuera la de comprar, quizás te hayas dado cuenta de que no es lo mejor, por ahora.

Te animamos a que hagas una búsqueda intensiva de lugares y opciones a los que puedas acceder.

Así de esta manera podrás tomar la decisión que más se adapte a ti pensando en el bien de los caballos.

Es importantísimo el asesoramiento de uno o varios profesionales que puedan ayudarte a tomar una decisión tan importante.

En segundo lugar: ¿Puedo permitirme todo esto?

Hablemos de dinero.

Ya sabes que es tema imprescindible a la hora saber cómo comprar un caballo.

Ya que por ejemplo, en este caso no solo hablamos de lo que puede llegar a costar un caballo, sino de su mantenimiento.

Cuidado con escatimar en gastos.

La realidad es que comprar un caballo y mantenerlo cuesta dinero, y no precisamente poco.

Pero, aunque a veces se siga relacionando este mundo con la realeza y con gente muy adinerada, puede ser bastante asequible para el resto de los mortales, si sabemos dónde o cuándo recortar.

Está prohibidísimo....

Nunca, jamás recortes en todo aquello que sea salud y calidad de vida para el animal.

Esto es muy importante también a la hora de comprar caballos porque...

Necesitarás cuidarlo!

¿Esto quiere decir que, si mi caballo está sano, puedo recortar en todo lo demás?

¡No!

No solo hablamos de salud física, hablamos de calidad de vida y esto se traduce en un hogar habilitado, limpio y seguro, una vida social activa y una actividad física regulada.

¿Queremos que nuestros caballos sean felices, verdad?

Un caballo sano, encerrado en una cuadra sucia o en un terreno poco habilitado, solo y aislado o sin salir más que una vez por semana será barato, pero nuestro caballo no será feliz en absoluto.

Por eso tenemos que tener mucho cuidado.

En cambio, sí podemos recortar en otras cosas como en los equipos (siempre y cuando no supongan un riesgo para el animal o para nosotros).

Existen puntos intermedios entre las marcas más caras y las más baratas o podemos recurrir a la 2ª mano, a compartir material o a alquilarlo. barras-salto

También podemos recortar en clases...

O bien, intentando combinar las clases con el trabajo individual para asegurar una actividad correcta, regulada pero no tan cara y,por ejemplo, repartirla de forma equilibrada.

Qué puedo hacer si quiero un caballo y no tengo mucho dinero?

Por otro lado y volviendo a la pregunta de cómo comprar un caballo...

No hace falta que te diga que deberás disponer de un mínimo de dinero para adquirir un animal de este tipo.

Si no lo tienes, puedes plantearte la adopción...

De hecho, es una opción cada vez mas popular y siempre es genial ver como, con paciencia y cariño, se recuperan de las peores experiencias.

Y por último...¿Qué quiero conseguir junto a mi caballo?

Debes tener muy claro qué tipo de objetivos te has propuesto en el mundo ecuestre

¡Y se vale todo! (lo equinamente posible, claro)

Si tu objetivo es el de concursar e intentar llegar a lo más alto...

No hace falta que te diga que deberás buscar un equino de características deportivas.

Y con un carácter apto para la modalidad que quieras practicar y con el potencial para aprender y evolucionar en el deporte.

Pero, por ejemplo, si lo que quieres es pasear, pasar tiempo con él, disfrutar en familia y olvidarte de los problemas al aire libre, quizás...

Lo ideal no sea un semental de línea deportiva, por más bonito que sea.

Un caballo con buen carácter, tranquilo y social sería lo mejor para ti.

Te animamos a que hagas una lista con todas las características que debe tener tu compañero ideal.

¡Seguro que tu media naranja equina está esperándote en algún lado! paseo-caballo

Resulta que sé qúe quiero, me lo puedo permitir y puedo proporcionarle a mi caballo todo lo que necesita... ¿Ya está?

Espera, porque aún faltan algunas cosas.

Lo que parecía tan fácil al principio, ya no lo es ¿Verdad?

Bien, si tienes tu lista de personalidad equina ideal... OK

Y además, eres capaz de proporcionarle los recursos necesarios... OK

También tienes el dinero para hacerlo... OK

Pues.. ni se te ocurra ir tu sol@ a escoger tu caballo.

A no ser que seas un/a experto/a o tengas la experiencia y conocimientos necesarios, rodéate de los profesionales que tengas a tu alcance y asesórate.

Qué tener en cuenta antes de comprar un caballo

Es importante que:

  • Un veterinario haga una revisión completa de los caballos en los que te has interesado y esto, por norma general, corre de tu cuenta.
  • Que un profesional de confianza vaya contigo a ver al animal y ambos lo probéis, piensa que él puede darse cuenta de cosas en las que tú a lo mejor, ni te habías fijado.
  • Prueba el caballo tantas veces como necesites y en el máximo de situaciones que te permitan los vendedores, infórmate de su pasado y de su historial veterinario.
  • Por último, fíate de tu intuición, que no es lo mismo que fiarse de los impulsos.

Fíjate en las sensaciones que cada caballo te transmite, con cuál te sientes más cómodo o la confianza que te da cada vendedor.

También deberás tener en cuenta el peso del Jinete respecto al caballo, por eso quizás te pueda interesar el siguiente post dónde hablo sobre ello => Léelo aquí Peso de Jinete y el caballo

caballo-entrenamiento-salto

Ten en cuenta que...

Realmente se trata de una decisión muy importante que no debes tomarte a la ligera.

Como ya has visto hay que tener en cuenta una serie de factores y debes tomar una decisión estando 100% seguro.

¡Pero no te desanimes!

Sólo debes tener paciencia y no ceder a las presiones. Se trata de una reflexión que seguramente te ayude a tomar la mejor decisión para ambos.

Piensa que así, estás reduciendo el riesgo de abandono y/o maltrato y estás asegurando el futuro más feliz posible para ti y tu amigo de cuatro patas.

Hasta aquí...

Si estás pensando en ampliar tu familia equina, desde itHorse te animamos a que reflexiones sobre estas cosas y te asegures la mejor de las opciones.

Por cierto, antes de irte...

Síguenos por las Redes Sociales:

¡Mucha suerte!